ATENCIÓN AL CLIENTE: 15 4401.9527

Iniciar Sesión

Si ya posees cuenta, ingresa aquí

BLOG

5 Sugerencias para mantener tu Guardarropas Ordenado

¿No te pasa que a veces te despertás con el tiempo justo y no encontrás las prendas que querés ponerte?

Esto se debe al desorden y a la falta de organización en el placard.
Cuando hacemos la limpieza de la casa, pocas veces reparamos en nuestro armario; y esto es un error, porque la ropa forma parte de nuestra vida diaria y al estar desordenada, también afecta nuestra imagen personal. 

A continuación te dejo 5 consejos para tener tu ropa ordenada e impecable:

1. ¿No lo usas? Tirá o doná
Este es el primer paso a la hora de organizar el placard y muchas veces, el más difícil. Siempre tenemos prendas que guardamos "por si algún día adelgazo, por si lo necesito, porque es un recuerdo"… y lo único que hacen es ocupar espacio al divino botón. Ponete firme y decidí qué ropa realmente vas a volver a usar y la que no, tirala o reciclala -si está en malas condiciones- o si es ropa que no usás pero todavía sirve, donala a alguien que sepas que la necesita más que vos. De esta forma vas a hacer espacio en tu armario y vas a estar ayudando a alguien, ¡satisfacción doble garantizada!

2. Opciones según la actividad
Podés ordenar la ropa según la actividad que realices con ella y la prioridad que tenga en tu vida. Por ejemplo, siempre más a la vista tu ropa diaria. Si trabajas todo el día de lunes a viernes, entonces te aconsejo tu ropa laboral junta. En otro estante o cajón, la ropa deportiva, y tener las prendas de salir colgadas prolijamente en otro sector. Esta organización te va a ser más útil en el momento de planear tu día a día, y más si hacés muchas actividades diferentes; como por ejemplo ir de casa al gimnasio, luego a la oficina y más tarde a una cena con amigos.
En el caso de que trabajes más free-lance, y tu ropa de trabajo sea más casual, puede llegar a mezclarse con la ropa de fin de semana y es lógico. Lo que sí recomiendo en estos casos, es que tengas bien en claro lo que sí o sí no uses para tu trabajo, lo separes. Pueden ser tan solo los zapatos. Entonces, ahora sí vas a tener una categoría en tu vestidor que solo usarás para cuando salis a trabajar.
Esto lo que te ayuda es a visualizar mucho mas rápido lo que estás buscando en ese momento. Sin perder energía en otras prendas.

3.… ¡los zapatos!
Al igual que con la ropa, con los zapatos también tenemos que hacer una selección y descartar aquellos pares que ya no usamos porque nos hacen doler los pies o porque pasaron de moda o porque no te gustan mas !. ¿Cómo guardarlos? Preferentemente los zapatos tienen que estar a la vista, en el piso del placard, y ordenados según su frecuencia de uso. Los que no usas tan a menudo pueden ir en cajas o detrás de los más usados. Ideal las cajas con visores, así no estás abriendo cada una perdiendo tanto tiempo.

4. ¿Colgar o doblar?

A veces cometemos el error de colgar o doblar ciertas prendas que luego se deforman. Para que esto no te vuelva a pasar, te sugiero algunos puntos:

•Colgá la ropa de algodón, la mas sedosa, las mas fina ( de salidas) y la de lino, ya que se arruga con mayor facilidad.
•Los vestidos, las camisas, chaquetas y pantalones de vestir se mantienen en mejores condiciones si están colgados.
•Elegí la percha ideal según el tipo de prenda: Perchas de madera para abrigos, para el resto se puede unificar en un solo tipo de percha más finito para que ocupe menos lugar y además quedan las prendas en la misma altura, facilitando la búsqueda. Ideal evitar las de alambre (estas últimas deforman las prendas).
•La ropa que podés doblar es la más resistente, como por ejemplo suéters, buzos, calzas, jeans ( no se arrugan!).

5. No te olvides de los accesorios
¿Qué pasa con los accesorios? Seguro que cuando haces la limpieza de la casa están apilados en alguna silla o desparramados por todos lados. Para poner tus accesorios en orden, comenzá por categoría: chalinas por un lado, carteras por otro, cintos  por otro. Las chalinas las podés colgar en perchas especiales para chalinas,  vas a ver que te entran mejor. Para las carteras, si no tenés lugar en el placard, podés colocar ganchos en la pared o al costado del armario y colgarlas ahí. Por último, los cintos los podés tener enrollados y bien prolijos en un cajón o en cajas chiquitas ( siempre podemos reciclar alguna).

Espero que estos consejos te sirvan y que puedas, de ahora en más, mantener tu placard ordenado y encontrar fácilmente qué ponerte cada día.

¡Un beso y buen Finde !

Estefanía

Si ya tenés en claro el orden en tu armario, pero aún estás perdida con tus combinaciones diarias, te propongo mi 



Edición: Jaime Rojas


0 Comentarios