ATENCIÓN AL CLIENTE: 15 4401.9527

Iniciar Sesión

Si ya posees cuenta, ingresa aquí

BLOG

¿NO SABÉS QUÉ PONERTE?

Chicas... ¿A quién no le pasó alguna vez de no saber qué ponerse?

El sufrimiento y la frustración a veces puede ser muy grande. Ya sé... es agotador estar pensando que no tenes nada para ponerte cuando en realidad estás llena de prendas! 

Lamentablemente esto es algo que les sucede a las mujeres diariamente, y pasa cuando en el guardarropas están las prendas incorrectas, talles no adecuados, colores que no sientan bien y una mezcla de varios estilos diferentes o ningún estilo definido. Todo esto atenta contra el vestir de cada día y es ahí cuando surgen tantos bloqueos y trabas, las combinaciones no fluyen, y como si fuera poco te pone de mal humor.

Por eso quiero que sepas que un guardarropas lleno de ropa y un gran vestidor no son garantía de que te vayas a vestir bien. Esto lo quiero compartir porque la gran mayoría de mujeres piensa “si tuviera más dinero y si me pudiera comprar más y mejor ropa, me vestiría mucho mejor”. Y es un gran error. En todos los casos sucede lo mismo, no importa el tamaño del placard o vestidor, generalmente se usa entre un 20 y 30% de lo que tenemos allí.

Para poder solucionar esta traba de no saber qué ponerte es fundamental primero que te conozcas y tomarte un tiempo para hacer un análisis de lo que va con vos y lo que no. Para luego sí pasar a DESINTOXICAR EL GUARDARROPAS. 

Aquí les cuento! 

Análisis y conocimiento de tu persona y estilo: Es importante primero el análisis que va por dentro para ver qué es lo que te gustaría  transmitir con tu vestimenta e imagen diaria. Porque la vestimenta habla de nosotras en muchas formas. Es una expresión, una proyección de lo que somos y de nuestras elecciones. Nos guste o no, elegimos día a día qué ropa ponernos. Debemos prestarle un poco más de atención al propósito de la vestimenta antes de elegir las prendas que vamos a usar. ¿Qué es lo que querés transmitir? ¿Poder? ¿Frescura? ¿Modernidad? ¿Creatividad?

Tener en claro este propósito es parte importante de elegir las prendas adecuadas. Que en definitiva son las que te harán sentir mejor, porque estarás más cómoda reflejando algo que va a tono con tu persona y estilo.

Esto va de la mano de elegir y definir tus gustos en cuanto a texturas y colores, que también te hagan sentir que vas cómoda. Llevar un super vestido, que por más que te encante, tiene una tela que te hace picar, se va a notar y te hará transmitir inseguridad.

Desintoxicar el guardarropas: Empezá  por probarte todas las prendas. Frente al espejo observá las caídas de las prendas y los calces de los pantalones. Para todas existe el calce ideal, es cuestión de ir probando y eligiendo aquellos que son los más favorecedores para nosotras. Y los que no lo son, descartarlos y no volver a comprarlos! 

Lo mismo sucede con los distintos cortes de prendas y largos, siempre hay algunos que te favorecen y otros que no.

Preguntate con cada prenda que vas probando si te resalta la silueta o te marca más aquella zona que no te gusta tanto... ¿Suma o resta? Algunos ejemplos: una remera con una estampa justo en la parte de la panza no favorece en absoluto a las mujeres que quieren ocultar esa zona. Una remera muy larga acorta las piernas y desfavorece más a las que tienen baja estatura. Un pantalón muy ancho puede hacerte perder la silueta.

Debemos cuidar las proporciones en los equipos que armamos. Esto es sumamente  importante si queremos  generar armonía en la vestimenta. 

Luego, una recomendación para el descarte de prendas: hay que empezar por desapegarse de las prendas que no te favorecen. Para que lo que descartes no vuelva al guardarropas nuevamente. Es muy notorio la cantidad de mujeres que sufren cuando tienen que deshacerse de alguna prenda, aún sabiendo que les desfavorece la figura o no les entra más, y que además son conscientes de que no la usarán nunca.   

En definitiva, las prendas que no suman deben separarlas de por vida! Se pueden regalar, vender o donar a fundaciones que puedan hacer buen uso de ellas. 

Estar más atenta en el momento de estar frente al espejo hace que empieces a elegir de una forma más consciente las prendas adecuadas, las que van a potenciar tu silueta. Esta es la forma para ir delineando tu estilo y así ir desarrollándolo de a poco. Y desde luego, esto hará que gastes mucho menos dinero en las futuras compras. 

Otro paso importante para dedicarle un rato, es la organización y orden del guardarropas. Es recomendable que este sea solo un espacio para la VESTIMENTA y ACCESORIOS (zapatos, accesorios de moda y carteras). Todo el resto se debe sacar porque obstaculiza el vestir diario. 

Todos estos pasos son importantes si se quiere realizar una buena desintoxicación del guardarropas. Y no es trabajo de un solo día, es un paso a paso. Un trabajo que está bueno hacer, ya que la consecuencia es que vas a tener prendas que combinan entre ellas, resultando en mejores y más variados conjuntos.  

Sentir que estás usando lo correcto, que transmitís algo con lo que te pones que proyecta lo que sos te hace hace sentir bien, y es ahí cuando se refleja armonía, confianza y más seguridad.

Del guardarropas surge lo bueno y lo malo de tu imagen. Ahí es donde debes enfocarte si queres verte mejor.

¡No dejes pasar más tiempo! Te puede ayudar a verte mejor cada día y a saber qué ponerte...

¡Besos!

0 Comentarios